CORRE, DEL SUELO NO PASAS

¿Qué pasaría si todos pudiéramos llegar a donde deseamos solo corriendo? Sí se puede. Comprendí que hay más que solo correr en una actividad física como el atletismo. La pasión es más poderosa que la acción. Tienes que ponerle corazón a cada paso que das mientras lo haces.

Desde que tenía 11 años el atletismo y yo somos buenos amigos. En un polideportivo de mi colegio, uno de los deportes que había era atletismo y recuerdo que siempre esperaba con ansias la hora de ir a esa pequeña pista de 200 metros, para correr. Recuerdo mi primera competencia, era un costal de nervios, quería hacerlo bien, pero tenía miedo que las demás me ganen, era competitiva, y mucho. Aprendí con el tiempo que no hay que pensar que el del costado es tu rival, sino que tú eres tu mayor competidor.

810_7775Mi primera prueba fue salto sobre vallas. Probé esta actividad como un año, hasta que un día, entrenando, me fui de cara y mi mamá no quiso que siguiera haciendo vallas, solo me dejo correr pruebas de velocidad como 100 metros planos. Poco después me arrepentí de no haber continuado. Me animo a citar una frase que me decían siempre que intentaba un ejercicio nuevo, “Del suelo no pasas”, porque algo que a mi me falto entender de niña fue que todo lo que quieras lograr necesita sacrificio, sino ¿para qué lo hacemos?

Luego de pasar por salto con vallas, deje 2 años el atletismo. Un niño a veces no sabe lo que quiere y ese fue mi caso. Era una niña con una serie de problemas, desde alimenticios hasta sufrir bullying en el colegio.Cuando digo que el atletismo salvo mi vida lo digo enserio, porque si no hubiera regresado a entrenar y volver a encontrarme, ahorita posiblemente no seria feliz y estaría sin rumbo.Necesitaba encontrar mi elemento, y por eso regrese a entrenar. Empecé a correr en Videna y me enamoré del salto largo. Cuando empecé a mejorar, quise acelerar el proceso de entrenamiento y a consecuencia me lesioné. Mi tiempo lesionado me hizo darme cuenta de que necesitaba apoyo y no lo tuve en ese momento. Me derrumbé, caí en depresión en eso meses. A raíz de todo lo que pasé, decidí crear un blog de deporte y vida sana para mantenerme cerca al atletismo. Ya recuperada de mi lesión y con todos estos cambios en mi vida, decidí hacer uno más, este fue cambiarme de entrenador. Ya con otro entrenador me sentía más segura de mi, más motivada y tranquila. Pude definir mi prueba, ahora mi especialidad es lanzamiento de jabalina y me va muy bien, cada día pienso en jugar a vencerme a mi misma.

Esta experiencia que tuve que pasar valió la pena, porque sino ahora no estaría haciendo lo que me apasiona nuevamente. Me conocí más en este largo proceso, estoy segura que se vienen retos más difíciles,esto recién comienza, pero estoy segura de poder afrontarlos. Como decían, “Del suelo no pasas”, es totalmente cierto que uno para hacer las cosas bien necesita sacrificar cosas, ya sea como saltar una valla y caer en el intento, pero la pregunta es ¿vale la pena sacrificarse por algo que amamos hacer? Yo pienso que sí, porque no me imagino haciendo algo diferente a lo que hago hoy, que es el atletismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s